El tero

El Tero (Vanellus chilensis), es un ave originaria de América del Sur, perteneciente a la familia de los Charádridos. Habita en descampados y junto a espejos de agua, pero puede encontrarse en zonas pobladas. Es un ave que resulta atractiva para la cría en cautiverio, pues su característico grito, sirve como señal de alerta frente a intrusos.

El Tero (Vanellus chilensis) es un ave de la familia de los Charádridos, originaria de América del Sur, es común en Uruguay, Argentina, Chile, Paraguay, Brasil y Colombia. Habita en descampados, pero sobre todo en la cercanía de lagos y lagunas, ríos, arroyos, aunque puede encontrarse en zonas urbanas.

Debido a su costumbre de emitir fuertes gritos ante la presencia de intrusos, es frecuente que el Tero sea tomado como mascota, con función de alerta ante intrusos.

Descripción del Tero:

El Tero es un ave mediana, de unos 36cm de largo total, con plumaje gris pardo y pecho negro y vientre blanco, con copete en la nuca y patas largas de color rojo. La cabeza es gris con bordes blancos en la zona del ojo y del pico, además de la zona contra el pico que es negra. El pico es corto y de color rojo con la punta negra. Tiene ojos rojos y redondos.

Es común ver al Tero reposando apoyado en una sola pata, con la otra recogida contra el cuerpo. Debajo de las alas posee espolones, que son prolongaciones óseas, que emplea en el combate y como forma de amedrentar al enemigo en los vuelos.

El Tero joven se diferencia del adulto en la ausencia de color rojo alrededor del ojo, y menor variedad de tonos en el plumaje. No presenta dimorfismo sexual, aunque las hembras suelen ser un poco más pequeñas que los machos.

Alimentación del Tero:

El teroSe alimenta de insectos, pero también come carne cruda. En cautiverio, es conveniente albergarlos en patios con césped, para que puedan procurar su alimento entre los insectos del lugar.

Comportamiento del Tero:

Suelen vivir en bandadas, hacen los nidos en campo abierto, lo cual los deja muy expuestos, por lo que siempre están alerta ante cualquier ruido o movimiento extraño. Son muy cuidadosos de sus pichones, ante la alarma, emiten un grito estridente característico. Si son sorprendidos por un intruso, pueden fingirse heridos para alejarlo. Suelen enfrentarse a aves de rapiña y felinos, y en la mayoría de los casos, logran alejarlos. El Tero suele habitar siempre en el mismo lugar, y normalmente realiza viajes cortos.

En ocasiones se dan las luchas de competencia por una hembra, para las cuales utilizan el pico y los espolones. Realizan un vuelo de cortejo en el cual revolotean con la cabeza erguida y la cola baja. Realizan hoyos pequeños en territorio descampado, que sirven como nidos, y que disimulan con ramas y hierbas. Ponen sus huevos a fines del invierno, que incuban durante 26 días, son de color verdoso con manchas oscuras. Los pichones son criados por ambos padres. Son muy agresivos durante la incubación de los huevos y la crianza de los polluelos.

El Tero en cautiverio es receloso de los humanos, pero puede acercarse por comida.

Calificación:
Recomendamos Leer

El periquito australiano, ocupa casi todo el territorio australiano, comenzó...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse