Correcta alimentación del gato

La alimentación del gato debe ser equilibrada para un correcto desarrollo y una vida saludable. Los requerimientos nutricionales varían con la edad, y deben estar contemplados en el plan de alimentación de nuestros felinos. Los requerimientos de vitaminas, grasas y proteínas son más altos que los de los perros.

La alimentación del gato debe ser equilibrada para lograr un desarrollo saludable. Los requerimientos nutricionales varían con la edad.

El gato es un animal carnívoro, por lo tanto necesita una cantidad importante de proteínas en su dieta cotidiana, estas se encuentran no sólo en la carne bovina, en menor cantidad en el pescado, pero también en la leche, los huevos, y en menor porcentaje, en los cereales. El consumo de proteínas debe ser del 35-50% en gatos pequeños, y de 30-45% en gatos adultos.

El aporte de grasas es diferenciado, las saturadas (sólidas) son de origen animal, y las insaturadas (líquidas), son de origen vegetal. Ambas producen energía. Pero el gato sólo necesita de las saturadas para sus procesos químicos vitales, y de ambas para los aportes de energía. Por tanto, el aporte de grasas en la dieta será de 10-30% en adultos y de 17-35% en cachorros.

Los gatos no necesitan prácticamente carbohidratos, pues contribuyen al aumento de peso.

Las vitaminas son mejor absorbidas en alimentos de origen animal. Los requerimientos de vitamina A son mayores que los de otras vitaminas, ya que no pueden metabolizarla del beta-caroteno. Pueden obtenerla en el hígado. La vitamina B ayuda a la absorción de proteínas, la vitamina C y D, pueden sintetizarlas por sí mismos. Necesitan también vitamina E y K.

Los aportes de minerales deben ser controlados, pues un exceso, ocasionaría problemas importantes de salud.

Nunca incluir en la alimentación del gato:

Hay determinados alimentos que no están dentro de los requerimientos de los gatos, y por tanto, no deben incluirse jamás en la alimentación del gato.

Correcta alimentación del gato

 

-Comida humana: No darle las sobras de la mesa, ni nuestra comida, sólo aporta calorías innecesarias.

-Comida de perros: Las necesidades de perros y gatos, son diferentes. Los gatos necesitan más proteínas y también taurina, que no se incluye en la comida canina, pues éstos la sintetizan. Los gatos necesitan más vitamina A, los perros la metabolizan del beta-caroteno.

-Chocolate, té y café: La teobromina que contiene, aumenta la contractibilidad del corazón del gato y funciona como un poderoso diurético, que provoca la deshidratación y ataca el sistema gastrointestinal, ocasionando diarrea, vómitos, úlceras. Y puede afectar el sistema nervioso, provocar convulsiones y ocasionalmente la muerte.

-Cebolla: Contiene un compuesto que ataca a los eritrocitos del gato, provocando la destrucción de los mismos y por consiguiente, anemia. El ajo posee un compuesto similar, pero menos tóxico.

-Embutidos: Por su contenido de nitritos, que atacan al sistema linfático.
-Vitaminas de uso humano: Por contener un alto porcentaje de hierro.

El Ashera es el gato más grande y exótico del mundo, y ha sido diseñado en los laboratorios de Lifestyle Pets, en los Estados Unidos. Es producto de la manipulación genética, cruzando el Serval africano con el Leopardo asiático y el gato doméstico.
Calificación:
Recomendamos Leer

El Ashera es el gato más grande y exótico del mundo, y ha sido diseñado en...

El Ashera es el gato más grande y exótico del mundo, y...
Normalmente los gatos se hacen cargo de su aseo, pero de...
Los gatos, mamíferos inteligentes, ágiles, esbeltos....
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse