Depredación de iguanas

La depredación de iguanas tiene diversos efectos, según cuál sea el agente de destrucción. En el caso de los depredadores naturales, los efectos de su acción, no son significativos en las poblaciones de estos reptiles, pero en el caso de los depredadores introducidos, su acción es amenazante. De todos modos, el depredador por excelencia, y el más cruel, sigue siendo el hombre

Las iguanas marinas se acostumbraron a vivir sin depredadores naturales en las Islas Galápagos, lo que las ha tornado ingenuas y confiadas.
Esta ausencia de predadores, pudo provocar adaptaciones en el comportamiento de estos animales. Los patrones de conducta son bastante flexibles. Esta flexibilidad de comportamiento es difícil de predecir, porque los mecanismos fisiológicos que controlan conductas como el escape, aún son desconocidos.

Se realizaron experimentos de acoso con iguanas de diferentes poblaciones y experiencias, frente a los predadores, para inferir patrones de conducta y respuesta al estrés. Se registraron las distancias de escape iniciales de los animales mansos. Los acosaron durante 15 minutos, hasta el punto en que se apartaban y escapaban, pero lo hacían a una distancia corta.

Luego del experimento, se tomaron muestras de sangre de los animales, para medir los niveles de corticosterona. En situaciones amenazantes, la concentración de esta hormona en el plasma sanguíneo se elevaba en poco tiempo.
Esto demostró que la función del eje de estrés, se mantiene a los largo de largos períodos evolutivos, y que puede recuperarse apenas la depredación regresa. Los cambios en las distancias de escape son mínimas, los investigadores capturaron a los mismos animales varias veces. Lo cual indica que su reacción ante el peligro, resulta deficitaria, por eso la introducción de animales domésticos, ha causado una merma importante en la población de iguanas marinas.Depredación de iguanas

Los depredación de iguanas en la naturaleza:

Las iguanas tienen numerosos depredadores en la naturaleza, entre los cuales se encuentran las serpientes constrictoras (boas, anacondas), varias aves de rapiña, felinos, zorros, caimanes, algunos peces, castores, etc.
Estos depredadores tienen bajo impacto en las poblaciones de iguanas, pues forman parte de su entorno natural.

Pero existe un depredador que resulta extremadamente peligroso para la iguana, y es el hombre, el cual acostumbra comer su carne y huevos. Esta costumbre, pone en riesgo las perspectivas de supervivencia de la especie.

Existen prácticas brutales para retirar los huevos de las iguanas, procediendo a coserlas posteriormente en condiciones inhumanas, y sin el menor cuidado, condenándolas a una muerte lenta y dolorosa, a manos de otros depredadores, o a causa de las infecciones.
Procurando erradicar estas horrendas costumbres, se ha legislado al respecto, pero todavía sin mayores efectos, y sin comprender realmente la criminalidad de dicho acto.

Las iguanas en cautiverio, son mascotas costosas y difíciles de mantener. Como todo animal salvaje, su alimentación se encuentra en la zona donde habitan, lo que dificulta su dieta en el hogar. Requieren de un terrario apropiado que resulta costoso, esto las convierte en mascotas exclusivas, destinadas a unos pocos que pueden hacerse cargo de la responsabilidad.
Calificación:
Recomendamos Leer

Las iguanas en cautiverio, son mascotas costosas y difíciles de mantener....

Las iguanas en cautiverio, son mascotas costosas y...
El adiestramiento de iguanas, difiere un poco de lo que...
Las iguanas son reptiles de las zonas tropicales. Pueden...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse