Sapo

Aunque no es una mascota muy extraña, el sapo no es uno de los preferidos a la hora de elegir mascotas. Su aspecto rugoso y poco atractivo, sumado a las leyendas que sobre ellos se han tejido, no favorecen su popularidad. Sin embargo, como mascota en los jardines, son de gran utilidad para el control de insectos.

Los sapos pertenecen a la familia de los Bufonidae. Se encuentran distribuidos en casi todo el planeta, a excepción de Madagascar, islas del Pacífico y la Antártida.

Esta familia consta de más de 400 especies. Suelen ser terrestres y por lo general excavadores, con hábitos nocturnos.
Hay al menos una especie de sapos trepadores y otra de sapos acuáticos.

La especie más pequeña mide unos 2cm, y la más grande alcanza los 25cm. Algunas especies tienen las glándulas parótidas bien desarrolladas, mientras que otras poseen glándulas tóxicas en las patas.

Durante el tiempo de cría, se congregan en depósitos de agua. La hembra deposita los huevos en forma de cordón, y puede llegar a poner más de 10.000 huevos.Sapos Algunas especies son vivíparas, otras ponen sus huevos sueltos. Hay algunas especies donde el macho es quien cuida de los huevos. Otras ponen sus huevos en el agua estancada en la vegetación, otras en las corrientes de agua.
La fecundación suele ser externa, aunque algunas especies practican la fecundación interna.

La mayoría se alimentan de artrópodos, insectos y otros invertebrados. Aunque hay algunos que se alimentan de crías de ratones, y hasta de ranas.

Algunos sapos mascota, pueden vivir hasta los 20 años en cautiverio.

Morfología de los sapos:

Poseen un cuerpo robusto y rechoncho, con piel generalmente rugosa. Poseen extremidades traseras muy desarrolladas, lo cual les da gran capacidad para el salto. No tienen cuello y su columna vertebral está formada por diez vértebras. No tienen dientes.

Viven en ambientes húmedos, pero se adaptan a los ambientes secos.
Los huevos se desarrollan en forma directa, sin metamorfosis. Son capaces de emitir sonidos que amplían mediante sacos membranosos en la garganta, que sirven para sus reclamos amorosos en la época reproductiva.

Calificación:
Recomendamos Leer

Los hurones son mamíferos emparentados con las comadrejas, su domesticación...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse